Datos personales

Mi foto

Narradora y poeta  boliviana, nacida en Moxos; entró al mundo de la blogosfera como si fuera a explorar la selva verde-el verde río. Amante de los felinos, feisbukera y blogera. Le encantan los temas esotéricos y espiritualistas

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Unidos al fin

He sentido en mi espalda
caer el cabello en ondanadas
el viento acompañando la brisa de noviembre,
la cadencia, el ritmo,
la noche de nuestros cuerpos acompasados
gozando ad infinitum.
Mis pechos rozan alcanzando el éxtasis
o la sombra. Todo va más allá del goce,
va ligado al extremo del ser.
He sobrepasado los límites
de los sentidos físicos
y creido poseer en ti el cielo.
¿Fuiste tu? ¿Fuimos los dos?
La noche pasa mientras la neblina cae
sobre la ciudad dormida.
La noche pasa mientras
engendra la tierra margaritas.
La noche pasa mientras tu cuerpo
siembra en mi lo inusitado,
lo sublime, lo cruel, la sorpresa,
el asombro, las estrellas.
A lo lejos mi corazón se contenta
y digo tu nombre.
Mi cuerpo estalla y digo que es bueno,
tu cuerpo estalla y digo es no es absurdo
no es vacío, no es vanal.
Tu y yo absortos
unidos al fin. Pese a todo.

Soy extinguiéndome en ti


Déjate seducir esta noche
apaga la luz. Desnuda tu cuerpo,
huele este aroma que te lleva a otro aroma
el de mi alma.

Siente la piel sin restricciones
toca, come, observa, hazlo asi!
quiero – dices- que me desnudes lentamente,
voy subiendo desdeelpiehastaelalmadesdeelalmaati
suavemente como un sueño,
voy deshojando los pétalos de tu cuerpo
que se abre a mí,
las caderas se ensanchan, tus pupilas se dilatan
ya no escucho tu voz, solo el jadeo.

Dices que ya no te toque,
que solo respire en tu cuerpo,
voy respirando, recorriendo
mis manos no soportan la cercanía,
se deslizan, no obedecen,
siguen el ritmo de las respiraciones…

Soy un río que se desborda
que avanza como una avalancha
tu, mi contencióin,
dices que es esto es supeior a todo…
respondo con mi cuerpo.
dices ven que queiro amarte ahora,
revolcarme en ti, me aprisionas y vuelo en ti
me sumerjo,
ya no soy agua desbordada de río,
soy brisa que cae al atardecer
tocando apenas,
extinguiéndome en ti
fundiendome en tu alma.