Datos personales

Mi foto

Narradora y poeta  boliviana, nacida en Moxos; entró al mundo de la blogosfera como si fuera a explorar la selva verde-el verde río. Amante de los felinos, feisbukera y blogera. Le encantan los temas esotéricos y espiritualistas

viernes, 30 de julio de 2010

A eliseo

Me hubiera gustado poder vivir siempre bajo ese goce, ad infinitum,
sentirlo dentro mío como nadie,
oír sus palabras y decirle cuánto, cuánto me gusta su cuerpo.
Cuánto cuánto lo amaba...
Le hubiera pedido que lo haga una y otra y otra vez. Lo había hecho
en la untuosidad del líquido y el dolor. Y en efecto, había sido para gozar hasta morir.
Me dijo que quería marcarme, poner un sello sobre mi cuerpo, que quería que siempre lo recuerde, incluso cuando hayan pasado los años y ya fuéramos mayores- grandes... siempre lo decía mientras lo hacíamos, entonces yo no entendía esas palabras, pero más tarde pasados los años lo supe.
Supe que pasados los matrimonios, los hijos- de él- no míos- la revolución y el cambio, los libros, incluso cuando haya amado otro rostro y otro cuerpo... yo recordaría su nombre... y aún recuerdo su nombre, su rostro y su cuerpo.

viernes, 23 de julio de 2010

Cual saeta



Subiré a tu cuerpo cual saeta

y enredada a tu espalda

danzaré contigo.

Comeré tu boca con mis besos

y alumbraremos la vida como un sol.

jueves, 15 de julio de 2010

El amante de la villa

... El es un hombre joven, tal vez 15 años menor que ella.
Su piel es de durazno... tersa. El cuerpo. El cuerpo es delgado, alto, tiene la fuerza en sus brazos, y un aire de pasión que la enternece. Su sexo es maravilloso. Ella se olvida por un momento que él es de una clase media baja. Lo toca, deja que él la toque. Que él la recorra toda entera, ella se transporta, viaja hacia esa travesía desconocida. A ese mundo hasta ahora desconocido para ella, un hombre simple, de barrio, de villa.
Ella no logra entender, qué es lo que la atrae de ese hombre, sin embargo ahí están juntos. Toca la dulzura de su sexo, se moja toda, acaricia el rostro moreno, la novedad desconocida. El está enloquecido, dice que quiere amarla ahora. Que está loco por ella. Y enloquecido la penetra. Primero hay dolor, y después ese dolor se asimila, se transforma en goce, el placer del goce, de estar penetrada, por ese hombre que ahora la transporta, la decanta y la enamora.
El estado de éxtasis es total. Ella sabe gozar de ese amor que ahora le da ese hombre. Ella sabe que el amor es la energía más maravillosa para sanar su alma sola. El no lo sabe, lo adivina. Le atrae esta mujer hermosa y madura, le enloquece estar en una cama con edredones de pluma, un cuarto perfecto, la amante perfecta.
Le dice que se acerque, que tienen que empezar de nuevo. Ella lo rechaza, dice que es demasiado pronto, que esperen unos minutos. El se queda en su regazo. El no tiene un perfume caro ni mucho menos, huele a calle, sí, huele a calle, a haber correteado todo el día, pero eso ahora es secundario. Le hablo de ese deseo loco de él que no deja de meter la mano por acá, por allá. Su sentimiento es torpe, desesperado, se arroja encima de mí, come el sexo, lo lame, ella dice que lo haga sutilmente, despacio, supremamente...vuelve a sentir placer, intenso, cierro los ojos a ese placer tan intenso...toca los senos, los aprieta... y desesperado sube y galopa y los dos explotamos en un sólo temblor...

martes, 13 de julio de 2010

Cabalgata de Roberto Carlos - Canción

Cabalgaré toda la noche
por una senda colorida
mis besos te daré en derroche
de una manera algo atrevida
por no caer de ese galope.
voy a tender a mi anhelos antes que el día nos sofoque.
Me perderé de madrugada
para encontrarte en mi abrazo
después de nuestra cabalgada
me acostaré en tu regazo
sin importarme si en ese instante soy dominado o si domino
me sentiré como un gigante
o tan pequeño como un niño...
Y las estrellas del lugar
se nos acercan para ver
que aún conservan su brillar después de nuestro amanecer
y en la grandeza de ese instante
mi amor cabalga sin saber
que en la belleza de esa hora
el sol espera por nacer...
y las estrellas del lugar
se nos acercan para ver
que aún conservan su brillar después de nuestro amanecer...

lunes, 12 de julio de 2010

Toma de mí

Tu boca que me aloca
que me decanta y enamora
tu boca que sabe
jugar con mi cuerpo...
Toma de mí, todo,
bébetelo bien...

viernes, 9 de julio de 2010

Me subiré

Me subiré a tu cuerpo cual zaeta
y con mis piernas rodearé tus caderas,
un beso mío partirá tus labios
y encenderá el día como un sol.

Vida, mi vida

Tu cuerpo es mi escudo
mi sol y mi refugio,
sólo al tocarlo me estremece,
palpita fuerte el corazón
y en las pupilas; las rosas dejaron su color.
Vida, mi vida, déjame entrar
y quedarme ahí por siempre.

Decir te amo...

Te amo, es una frase que sale a quemarropa

que atropella cualquier cosa,

lleva consigo el mantram del alma.

Decir te amo, es sutil, es suave, es casi un susurro

en estos días aciagos... en estos días que parecen noches

en estas noches que parecen murciélagos (Parra y Marras)

Es casi un milagro.

Te amo, carece de censuras,

te amo con la madurez insensata de esta pasión que andaba dormida

Te amo porque eres simple

pero sobretodo porque me hacés vivir.

miércoles, 7 de julio de 2010

Pon tu mano aquí

Pon tu mano aquí amor amante
pon tu mano en mí,
y jugará conmigo la dulce sensación que recorre mi cuerpo
y en fracción de segundos sube esa cálida oleada de ternura
que recorre mi columna y juguetea, serpentea por mi cerebro.

lunes, 5 de julio de 2010

Ojo por ojo







Estos ojos que miran más allá del alma,



que son impúdicos y lascivos



siempre brillando, porque es mi mirada,



esa con la que nací.







y un pájaro volando vive en mis ojos



y viven también las pampas verdes, verde río...

los poemas que inventé y los vi primero en imágenes,

vive la noche y la bohemia,

los amigos que fueron que aún siguen siendo,

viven mi muertos que pululan en el astral y me sobrecogen con sus noticias.





En mis ojos vive ese hombre que me impactó sobremanera,

y ese otro que dejé de amar.

Guardo también en mis ojos todo este universo de estrellas:

son pétalos, son viento, son mar, son estrellas

es la luna,

fue el sol que lo miré de frente y lo atraje a mis pupilas para que nunca nunca nunca

deje de brillar.