Datos personales

Mi foto

Narradora y poeta  boliviana, nacida en Moxos; entró al mundo de la blogosfera como si fuera a explorar la selva verde-el verde río. Amante de los felinos, feisbukera y blogera. Le encantan los temas esotéricos y espiritualistas

miércoles, 30 de junio de 2010

Tocaré tu piel con la yema de mis dedos,
e iré avanzando al unísono de nuestras respiraciones,
voy a encenderme...
Cabalgaré toda la noche
y haré poemas con tu cuerpo.

miércoles, 23 de junio de 2010

Arroja de mi los demonios

¿Qué haré con el miedo?
¿Qué haré con el dolor?
¿No entiendo por qué no me arranco el útero y se lo doy de comer a los perros
o hago con él un avión que me lleve al otro lado del omniverso?
Pero mis ojos persisten en seguir viendo el mundo
tan supremamente tierno,
o doloroso, pero al fin, es el único sitio en el cual aprendo las lecciones
y las incorporo al alma.

Señor, si he tocado tu manto ¿por qué no me sanas como hiciste con la mujer que apenas tu manto tocó?

Señor

Arroja de mí sangre los demonios!!


Qué haré conmigo

Este cuerpo que siente el amor en cada trazo
a veces me traiciona y me hace sufrir,
el útero se alimenta del dolor y,
la nada
carcome mis huesos, me quita el aliento y me siento morir.
Este cuerpo que sabe de placeres y alucines
también sufre por la sangre que salta cada mes
como una herida tan profunda que pareciera que me arrancan una y otra vez el útero,
en una ceremonia espantosa- tenebrosa
que viví en otra vida.
Este cuerpo que me nutre y alimenta
que me mata y entristece...
qué haré conmigo?
qué haré conmigo?
si no quieres que me vaya aún
qué haré con el dolor que corroe mis huesos?
qué haré por Dios con esta sangre
que nos une y nos derrota!!

Que bestia


Qué bestia acorralada quiere escapar de mi cuerpo y quiere correr hacia adelante.

Insiste en amarme
se escapa tan pronto como lo amo,
no entiendo a los hombres
y sin embargo me encantan!

martes, 22 de junio de 2010





Alguien en mi dormido

me come y me bebe




Mi cuerpo mudo se abre

a la subersiva urgencia de tus besos



Señor


esta tremenda aventura de vivir me trajo todo y también no me trajo nada porque todo en la vida es ilusión.


he construido mi casa en alto invierno, tan alto que el soplo de las nubes se siente


y un pétalo de espanto queda aherida a la ciudad.


Señor,


he vivido medio siglo y aún soy una niña,

la niña que jugaba descalza por las calles pajolientas de San Ignacio de Moxos.


No he perdido la candidez y sin embargo a veces perdí la cordura


cuando me avasallaron la noche y la angustia...


Señor


mi cuerpo tiene 25 años, mis ojos tienen 50 porque han visto la vidas pasar y pasar


mi vida ha sido más bien tímida comparada con la de otras mujeres


pues sigo siendo la niña de provincia que miraba los aviones pasar y pasar


y quería volar en las alas del viento.


Señor


he bebido las mieles de aquel hombre que se fue y me quiso tanto, pero no quiso,


he sabido del hastío y de las sombras


y también supe de los placeres y el amor.


Señor


no existe más el candente fuego quemando mi cuerpo


ni el fin del mundo que me inculcaron de pequeña,


ni el bajo astral en que en algún momento visité en esta encarnación;


he dejado de temerle a la muerte y al silencio


y he aprendido a escuchar tu voz.


He escrito de todo y he liberado los miedos


por tener que decir lo que siento


aunque sólo sea un escrito y una sublimación de eros y thanatos


No creo más en la vil mentira y los juicios sucios de aquellos que temen vivir su sexualidad,


que quisieron volver esto en un clishé,


el pecado es una invención de los humanos


para quitarnos el imaginario,


por eso te escribo para decirte de mis pasiones mundanas,


de los hombres que amé y me amaron,


del desasociego que me causó la vida a ratos


y de las alegrías que ahora pronuncio.


Señor


no soy esa que en el amanecer te alaba,


ni la que te unge los pies con aceite,


sin embargo te amo, como a ningún humano amé,


con ese amor que sobrepasa todo lo entendible,


que te buscó en todas partes,


y en todas las formas te hallé;


incluso en estos versos que alaban


el cuerpo y la piel.


Señor...






miércoles, 16 de junio de 2010

Alejandra Pizarnik

Alejandra Pizarnik
Pero la noche ha de conocer las miserias
que bebe de nuestra sangre y nuestras ideas-
Ella sabe arrojar odio a nuestras miradas
sabiéndolas llenas de nuestro intereses, de nuestros desencuentros-
Pero sucede que oigo llorar a la noche en mis huesos...
su lágrima inmensa delira
y grita que algo se fue para siempre.
Alguna vez volveremos a ser.

la hermosa se decanta


Días en que una palabra obscena se apodera de mí. Ando por estos días sonámbula y trémula
aceptando el sino que los Dioses legaron para mí. La bella comprende, roxana comprende que tiene que ser tolerante, aceptar por merecimiento aquello que te llega en la vida ¿cómo transgredir el dictado de los Dioses? si otrora lo hiciste y te fulminó un rayo, te arrastró la muerte y te volvió como para decirte que ellos pueden más que vos, si antes lo hiciste y te arrastró el dolor por los caminos indescisfrabeles de tortura y horror, ohh si ese dolor llegó hasta la escala del infinito. Creí morir. Y ya ves, los días son así: demasiado tranquilos, la hermosa autómata se enamora, se decanta, se hace milagros en su cabeza y no deja de pensar.

Estos ojos

Estos ojos brillando en la noche
las palabras que dejan revolotear en mi cerebro
esta cabeza que no descansa nunca, no descansa,
estas palabras escritas al viento que vuelan como pájaros petrificados
que hacen un nudo en mi garganta,
esta color violeta que me calma,
este verde que viene de a poco como poco viene la abundancia,
este corazón callado, solo y misterioso.

He dado el salto

He dado el salto de mi cuerpo mientras dormía
y he percibido la tristeza que lo inundaba.
Estas son las emociones que me mostró:
tristeza, nostalgias de lo que pude haber sido y no fue
un agujero en el corazón, un hijo en el astral que espera
un convenio que no cumplí, que no quise, porque tuve miedo.
Un cuarto, libros y la noche que tiembla...
Solo la sombras y la noche
ningún encuentro
ningún hombre vino a buscarme
solo el recuerdo y las sombras
cuidate niña mía
cuida mi cuerpo que ya vuelvo

Es pues una leona que escribe


1. Es pues una leona que escribe
Un clavel se abre bien cerca de la noche
mi cuerpo loco
se abre a la urgencia de tus besos

martes, 15 de junio de 2010

viernes, 11 de junio de 2010

jamás tan cerca arremetió lo lejos

Abrazáme

Abrázame con un abrazo intenso
ancho, profundo y largo
que envuelva todo mi ser.
Fúndete en mi carne,
erízate conmigo y expándete por cada rincón.

Cual gacela

Me tumbaré en tu cuerpo cual gacela,
voy a callar tu boca con mis besos
y que resbale tu cuerpo de pez en mi cintura.
Refugiate en mi cuerpo: asómbrame y prosigue,
toca, gime, come, multiplicate, deshazme!!
La gota sedienta tocó mi piel
y el calor fue sosegado
a fuerza de calor y calor
siento que muero