Datos personales

Mi foto

Narradora y poeta  boliviana, nacida en Moxos; entró al mundo de la blogosfera como si fuera a explorar la selva verde-el verde río. Amante de los felinos, feisbukera y blogera. Le encantan los temas esotéricos y espiritualistas

martes, 28 de octubre de 2014

Cadencias caderas



Cadencias- caderas, mi profundo río- cuerpo- mío

No digas nada
solo siente el sonido de nuestros cuerpos,
que se mueven al ritmo del viento
al viajar en cometas,
chocar contra la luna,
explosionar en la esfera etérica del universo.

Siente como palpita el silencio,
como alumbra tu áurea mi piel hecha de mieles.
Hombre de mil estrellas,
de una sola ahora,
mío- de- mi.

Huele, come, bebe, toma de mí la  leche cristalina,
la carne, músculos, piel, yemas,
dedos, manos, codos, pies, muslos, pelvis,
nalgas, ombligo, pechos, cuello, boca.

No digas nada
me basta con saber que existes,
toca, vibra con la sintonía
de manantial de río,
cadencias-caderas,
río turbio como el mamoré,
mi ancho, mi caudaloso,
mi profundo río-cuerpo mío
mis entrelazadas piernas
morenas-tuyas.

La pampa verde-miscabellos
que te enlazan, te calientan
mi sol-sol de moxos
que quema tu piel,
suda, llora, gime.
Mis pechos oscuros
como garzas morenas,
que besas, que comes,
sientes volar,
cuando cazas los pezones,
chillo al sentir-vuela al pasar tu lengua...
Más tarde un delfín rosado
se escapó hacia mi cuerpo,
zambulló en mi, jugueteó.

No digas nada...
me basta tu sonrisa,
después de la travesía
puedo morir en ti
puedo morir así!



La angustia



....Y cuando desperté, la angustia aún seguía allí.

Sombras diminutas



Pisadas diminutas, persiguen a una sombra diminuta


Como sopla el viento helado

Por qué te escondes
en el olvido?
Por qué vas cruel
a otros brazos?
Te  conté entre líneas
de mis noches sola,
de la cruel ceremonia del olvido,
de los nombres que inventé
los amantes que fui,
que no fueron.
También te expliqué
cómo sopla el viento helado
en este otoño.
Cómo rompe el grito kundalini
sofocando la sensación de goce.
Pero ya ves… esto que queda
es el simple regateo de la nada,
pero resulta  necio
decir que no te siento.

Ven! Rasga el velo!
tómame como una fiera,
que las marcas en mi piel
queden guardadas.
Recorre el camino a casa
inúndame con tu pasión oculta.
Navega en este río
de aguas peligrosas,
sin prisa, sin miedo
sin espanto. Tómame.
Conoce mis secretos
Has de mis caricias tu sino,
y después que me ames
no podrás ya nunca sobrevivir
a tanta pasión
ni serás el mismo.





“... acóplame en tu muslo, piérdete, estrújame, recórreme, asúmeme distinta, confúndete al unísono de nuestras respiraciones, enrédate en mi pelo, galópame, deshazme, olvídate un instante de tus culpas, asúmeme distinta”