Datos personales

Mi foto

Narradora y poeta  boliviana, nacida en Moxos; entró al mundo de la blogosfera como si fuera a explorar la selva verde-el verde río. Amante de los felinos, feisbukera y blogera. Le encantan los temas esotéricos y espiritualistas

martes, 28 de abril de 2009

Abrígame en tu pecho

Acóplame en tu muslo,
piérdete, estrújame, recórreme
-asúmeme distinta-
confúndete al unísono de nuestras respiraciones,
enrédate en mi cabello,
galópame,
deshaste un instante de tus culpas.

Frágil y astuto


Quisiera tus manos deslizando su ternura en mi dorso,
besos en la espalda posándose
- mariposa dormida-
terrones de azúcar negra
esparcidos en mí
y un dedo como al descuido
dibujando la geografía de mi cuerpo.
Estoy sanando cada célula de espanto,
cada espasmo, jadeo y contracción,
aun queda el regateo,
esa cruel ceremonia de la nada
recurrente y hasta loca,
que repite incansable
esas cosas raras y supremamente eróticas
que me llevan a ti,
a querer revolcarme contigo,
pagarte, prostituirte,
decirte que andés conmigo,
que seas la primera hoja de otoño
dejandose caer despacio,
conviritiéndose luego
en alfombra naranja...
quiero una oleada de ternura
que estremezca mi alma,
algo de eso frágil y astuto,
que sacuda al planeta
y llene mi cuerpo de placer.

viernes, 24 de abril de 2009

Esa nada que asombra


Pareciera que tu cuerpo
es esa nada que asombra,
vigila, encanta y enamora.
Nada de lo tuyo fue perfecto,
nada de lo mío fue total.
Siempre hubo un resquicio,
un pasaje hacia el vacío,
un derrumbe en la derrota,
un sueño perdido,
una esperanza rota.
Acumulaste caricias
que se fueron dejando huella
en la memoria celular de tu cuerpo.
Costó romper la siniestra memoria de la nada,
la cruel bda de lujuria y miedo
placer, encanto, ternura y asombro.
Pero heme aquí
estoy quieta...
no existe más el vacío aquel
que antes fustigó mi sangre.
Habito un mundo de ensueños
de extasis de locura.
Es maya responsable
de este velo que no deja ver,
pero aprendí a amar
aprendí a llorar,
a sentir cada gota de espanto,
cada pétalo de ira,
de placer o de congojas.
heme aquí,
sabiendo que la noche llega,
toco tu cuerpo y puedo caer
abismarme, perderme, sucumbir
hundirme enlazado tu a mis cabellos
enlazada yo a tus muslos.
Cabalgar, transitar ruidosos
esa pampa verde,
llegar a la cima
sabiendo que es tu cuerpo en movimiento,
es mi cadera adaptándose al ritmo
de esa brisa que llega rotunda
estallando en un grito
o escapando tal vez hacia adelante
sabiendo que el amor solo llega cansado
fatigado de tanto escapar.

Asirse a la piel


Como garras
que se aferran,
como tenazas
quieren asirse a tu piel
las manos mías.

martes, 21 de abril de 2009

Hadas de fuego quemándome

Quiero una ondanada de ternura
que atraviese mi alma,
un ronrroneo de Júpiter
algo de eso; frágil y astuto,
hadas de fuego quemándome,
salamandras extinguiéndome,
esa caricia que me permita olvidar
este tiempo hostil, duro, caótico,
para saber que todo lo llenas tú, todo lo llenas.

La luna

La luna también sabe que ese lucero
voló a los brazos de Dios,
que una estrella lo chocó y en mil pedazos se deshizo en el firmamento.

miércoles, 15 de abril de 2009

Cerrar los ojos

Cerrar los ojos,
abismarme ante tanto derrumbe y derrota,
cambiar el mundo con violeta
cambiar las mentes con violeta,
pero nada, nada se puede hacer
ante la evolución del alma
que busca escapar del cuerpo
e irse y dejar una estela de tristeza,
un sin sentido,
una desazón,
un dejarse ir
agotarse
y también morir.

martes, 7 de abril de 2009

Oscura noche del alma

Foto Pascal Renoir
La oscura noche del alma
pareciera no tener fin,
los ángeles están dormidos
y el final se acerca.
Nada pueden hacer
ante el libre albedrío
de las almas.
Todo está denso,
la noche se abre con su pétalo de espanto
y en el astral la lucha se agiganta.
Ha vencido la tan llamada muerte
ante un vehículo físico ya débil,
un mundo sin alegría, sin emociones
y mucha tristeza
finalmente encontraron la calma.