Datos personales

Mi foto

Narradora y poeta  boliviana, nacida en Moxos; entró al mundo de la blogosfera como si fuera a explorar la selva verde-el verde río. Amante de los felinos, feisbukera y blogera. Le encantan los temas esotéricos y espiritualistas

jueves, 1 de marzo de 2012

Sin sentido enloquecida

Yo que duermo a la orilla de tus brazos
he soñado amor caer en el abismo,
en un sinsentido,
mi cuerpo desarticulándose
la boca comiendo viento y asombro.

¿Quién sos que solo al recordarte siento?
¿Con qué hilos tejes las sensaciones
que comiendo viento y asombro
aun en el vacío te pienso?

Yo que duermo a la orilla de tu abismo
tengo miedo amor caer en tu cuerpo.
¡Ven! Quiero enredarme en tus brazos,
comer el lobulodelaorejalapiellosojoslamiel
que escapa- elixirdelapasión- tu sabia
comerloslabiosbajaraltoraxapenasrozarlapelvis
y que roces con tu cuerpo la redondez de las nalgas
la curvatura de mi cintura y subas luego hasta la espalda
los hombros, bajando y subiendo
enloqueciéndonos- enloqueciendo- los sentidos,
no caer nunca al vacío y si caigo arrastrarte conmigo
para comer estrellas caídas- para comerte.
Pues si eres vacío, si eres sinsentido
yo también soy vacío e infinito
más sinsentido enloquecida!

¡Ven que quiero amarte ahora!
que no me falte tu cuerpo que no!
que no me falte la noche en que te vea,
que por ti muero, que me muero si no te veo si no te tengo.
Yo que duermo a la orilla d este hombre
tengo miedo amor de caerme en el abismo

La soledad


Si algo me deja estupefacta, es la soledad,
escuchar la soledad es un arte, como todo en la vida
 Se escucha el sonido de la respiración, casi nada, detenida.
 La soledad me gusta, pese a que me hostiga
me sobrecoge, me profana, me desencanta.
El cuerpo sutil de la soledad me asusta, porque es un poco más denso que el otro cuerpo
- el físico-.
La oscuridad de la soledad también me asusta.
Siempre me estoy preguntando:
¿qué es la soledad? , no sé si vos alguna vez te preguntaste qué es la soledad...
¿Es un camino oscuro?
¿un tránsito hacia el infinito?;
yo siempre he padecido de soledad pese a estar acompañada;
muchas veces la he explorado y me gusta,
pero ahora que he comprendido que es densa
como un pétalo de espanto adherido a mi cuerpo,
le pregunté qué hacía en mí
y la voz de mi Yo Superior respondió:
-Yo soy parte de tí y lo que hago es alimentarme de tí,
 soy la soledad que te habita, tú me inventaste a mí;
y heme aquí en las profundidades de tu alma te duelo,
no me digas ahora que quieres abandonarme?
Yo soy la soledad y sin ti muero.