Datos personales

Mi foto

Narradora y poeta  boliviana, nacida en Moxos; entró al mundo de la blogosfera como si fuera a explorar la selva verde-el verde río. Amante de los felinos, feisbukera y blogera. Le encantan los temas esotéricos y espiritualistas

viernes, 16 de diciembre de 2011

Resumen profesional 2


Nací en Moxos
siempre jugué descalza.
Me crié entre árboles, tierra, sol y agua,
volaba de un árbol a otro y me colgaba de las lianas de los árboles como los monos.
Nadaba en pozas de agua todas las tardes
y jugaba futbol, basket, a las cachinas y  la tuja.
Vivía en barrio lindo y éramos más de 15 chiquillas
que nos juntábamos todos los días a jugar.
Mis mejores amigas eran Anita y Chiqui,
pero también mis primas Niña, Maye y Melo.
Fui una niña alegre, inquieta y a ratos tímida,
y no creo nunca que nadie hubiera sido tan feliz.
Me preguntaba cosas raras cuando niña: por ejemplo la muerte
y ¿qué hacían los muertos cuando tenían hambre?
También ¿ dónde estaba el otro lado de Bolivia y por qué yo vivía cercada por árboles?
Tenía miedo a mi sombra y me asustaban los cuentos de duendes,
de pequeña odié la leche de vaca y las verduras
porque papá tenía un huerto con legumbres y vegetales.
Crecí entre pastores evangélicos gringos porque mamá era evangelista
y odiaba a los santos católicos,
es decir que fui desde el vientre de mamá la niña de los ojos del Dios Padre.
Me inscribieron de “oyente a los 5 años sin cumplir”en la escuelita del pueblo,
pero me dieron libreta por ser la primera de la clase.
Todo lo aprendido en clases era replicado en las tardes a mi vecina Chiqui -un año menor que yo- fiel aprendiz de mis enseñanzas creativas y alocadas,
pero también fiel a las huelgas del Magisterio cuando escuchaba en la radio acerca de los paros
los acataba fielmente, dejábamos los libros y nos poníamos a jugar a las muñecas.
A los 10 años en acto cívico recité un poema de un tal Benjo Cruz
y al día siguiente sufrí una reprimenda sobre el comunismo y sus consecuencias,
nunca dije quién me enseñó el poema y lo guardo recelozamente escondido.
Jamás aprendí bien las matemáticas y pese a ese desliz fui la primera de la clase
no me dieron diploma de honor por mala conducta o a lo mejor no acostumbraban.
Por las tardes en época de lluvia nadaba en una poza
y en las noches de casi todo el año, me iba al cine a ver películas mexicanas.
Conocí a mi abuelo Joan muy de apenitas, él llegó del líbano
pensando que acá había tanto oro que al mover los árboles caían las libras esterlinas
echó raices y se casó con abue Fabriciana,
a ella no la conocí porque murió a los 30
y se hablaba de ella como de una leyenda
porque hasta olvidaron dónde estaba enterrada.
Mis otros abuelos no eran tan abuelos siempre distantes, en otro mundo,
eso significa que fui una niña “desabuelada”
entonces aprendí a amar a mamita Eufemia y a papá Amadeo los abues de Chiqui
y sentí el amor por ellos bien fuerte.
Aprendí a nadar del susto
porque Bauty me empujó a lo más hondo de la poza,
aprendí a montar caballo del purito miedo...
porque ese era el estilo de Bauty para enseñarme a ser "hombre".

Papá fue un buen tipo.
Mamá siempre estaba trabajando,
mi hermana Negri era en realidad quien se encargaba de mí,
me cantaba canciones de moda: las sambas, los Iracundos,
los Angeles Negros, algunas rancheras…
Gané varios premios, fui reina de belleza,
me emborraché a los 14 años y me dieron una tunda,
oriné desde un árbol de la plaza a los chicos bien del pueblo
me dieron otra tunda.
Lloré cuando fui al campo de vacaciones
odié a los mosquitos y ahí en el corral y la pampa
escribí mi primer cursi poema.
Mi primer beso me lo dio un profesor 12 años mayor que yo
pero más que beso fue un roce de labios
me lavé la boca pensando que mis padres se darían cuenta.
Fui a vivir a Cochabamba a los 16
y me desmayaba porque tenía miedo a los “profes collas”.
No fui de viaje de promoción porque era una “niña bien”
y en esos viajes “se perdía la virginidad”,
mamá estaba errada porque la perdí cuando entré a la universidad
y con mayoría absoluta de edad.
Pero la pérdida más terrible es aquella que te quita la candidez para siempre.
Soñé con ser cantante como Silvio
terminé escribiendo poemitas, cuentos y novelas que nunca publiqué.
Caí rendida por José Arturo,
me atraganté con mariguana no pude fumar
fracasé como hippie porque no practicaba el lema ni me sabía drogar.
Fui amiga de los famosos
nunca pude ser igual que ellos,
pasé noches de farra e inspiré a más de un artista.
Estudié una carrera que no me iba,
me aplacé un montón de veces.
Lloré por las plazas de Cochabamba,
di serenata a mis amigas con mis amigos los Kjarkas;
sentí impotencia muchas veces
me sentí dañada por los hombres
Fui a trabajar para poder comer
no me vendí a ninguno.
Fui estrella de mar
fui nube imposible...
mi paño de lágrimas era Rodolfo un gran pintor y amigo;
al que un día le dije confusa: "no sé por quién lloro, no sé a quién quiero"
y él más confundido me dijo ¡Qué pasa pooo!
Me vine a La Paz estudié una carrera compatible con mi oficio de escribir.
Sentí la nadería y el sorojche
amé intensamente,
quise suicidarme varias veces pero no encontré nunca el coraje.
Reviví escribiendo.
Escribí “lo sucio” y me volví el clishé
Nunca fui a Chacaltaya a esquiar, no entendí el golf
Me casé mayorcita contrariando a la cultura mojeña
No tuve hijos- los perdí todos(en el fondo no los deseaba)
Adoré a mis gatos Júpiter Quispe y Gatúbela Sélum
Casi muero  cuando papá se fue en un suspiro,
odié a Dios y a los hombres cuando Gaby trascendió;
y cuando Carlitos se fue de dormido.
Entonces empezó mi búsqueda hacia la muerte;
dejé la literatura y me sumerguí en otras lides literarias.
Cuando mamá se fue yo
ya había encontrado los secretos de la muerte y fue menos doloroso.
Me volví esotérica metafísica y oculta,
descubrí el sentido de la vida!
descrubrí historias más fuertes que las que escribo
amé a Ruth mi terapeuta, a Gaia, a Merú y a Jeshua.
Volví a orar y a creer en Dios.
No milité en ningún partido(tal vez por la reprimenda del poemita)
no supe del poder y de sus enredos
odié a los políticos los noté viles, crueles, insanos.
Más tarde en la vida
Me reconcilié con ellos sólo para analizar sus formas, sus sentires, sus hablares.
Fui empleada pública y de Ongés
también fui consultora
trabajé unos años para el imperio yanqui (al menos ellos pagaban)
Traté de trabajar para el imperio incaico y me rechazaron disqué por mis antecedentes.
Siempre fui como una niña aunque pensaba como adulta.
Aprendí a cocinar,
seguí escribiendo y alguna vez cuando sea grande
seré como Anais Nin, como Marguerite Duras como Miguel Hernández
y a lo mejor soñaré con ser como García Lorca una poeta en Nueva York.
Y seré grande como aquel lucero que veo en el firmamento en las noches brillantes de La Paz.

Confesiones a quema ropa

Dios!
desde mi caja mágica veo hundirse nuestros sueños,
la ciudad perdida en un caos planetario,
pero dentro de todas las formas te hallé.
No existe más el miedo, las sombras y el túnel
ni el bajo astral que antes visité y me estremeció para siempre.
Es de noche y nada me impide trascender, cerrar los ojos
y unirme a tu gloria.
Pero una pared me inhibe,
no me permite trasponer el umbral que nos separa...
yo que no tengo miedo de bajar al abismo
y escuchar la siniestra furia de ondinas y salamandras,
agua y fuego juntos, la tierra sacudiéndose en un espasmódico orgasmo,
la tierra limpiándose de impurezas,
la tierra girando y subiendo hacia venus,
Gaia llorando y matando,
Gaia estremeciéndose y acomodándose a la polaridad femenina de los Andes.
Ven! haz que desgarre el velo,
quiero confesarte mis infamias,
contarte los oscuros sentimientos que un día nublaron mi vida,
del odio que anidó mi alma,
de la nefasta muerte astral de los hijos que no quise,
que ni siquiera engendré pero que siempre rechacé
También quiero contarte de las cosas buenas que hice,
por ejemplo que ya no mato a los sapos,
ni encierro a las hormigas, ni me como al sepe culón,
que mi karma está quedando en cero y no sé que más inventarme
para que mi vida sea interesante.
 Expié los pecados que se inventaron los infieles
para quitarnos el imaginario,
que amar como nadie fue la expiación y la cura,
que aún me queda la interminable boda de lujuria y vino,
que amé a los hombres equivocados
que me enseñaron del placer, el dolor, la risa, el llanto,
el fuego, la sangre y la derrota, la noche
pero en cada uno de ellos te hallé!
Dios no tardes tanto!

martes, 29 de noviembre de 2011

Déjame recorrer la geografía de tu cuerpo



Vida, mi vida, déjate enloquecer
y que mis manos recorran la geografía de tu cuerpo,
déjate tocar la curvatura de los tobillos
la redondez de tu vientre...
Déjate enlazar con mis cabellos
déjate enlazar de fuego
de pasión,
de vino, ajenjo, sangre
y amor.

Sólo la sed y el vacío




SÓLO LA SED Y EL VACIO
NINGÚN HOMBRE HA VENIDO A BUSCARME
ESTE ES EL PARAISO QUE ELEGÍ.
CUÍDATE AMOR MÍO
CUÍDATE DE LA SOMBRA DE MI SOMBRA
Y DE LA TERNURA QUE EMANA DE MI SER DORMIDO

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Recuerdo cuando era niña


Recuerdo cuando era niña
los pájaros daban volteretas a mi alrededor
las luciérnagas chocaban en mi rostro
y encendían la noche con su destello
haciéndole un giño a las estrellas.
Las flores se abrían a mi paso
porque la risa salvaje de mi alegría
las despertaba y querían también jugar.

Yo que duermo




Yo que duermo a la orilla de otro cuerpo
tengo miedo amor
de caer en el abismo.
Vos que duermes con la suave simetría de otros senos
tienes miedo amor de lanzarte al vacío que soy yo.
Sigue pues en ese triste regateo de la nada,
que yo libre al fin
salgo con otro y pienso en vos.

Alucinada


El rostro de la chica alucinada por el viento
sueña con la cara del ausente.
La chica que sueña con el  hombre que le cuente cuentos de hadas de fuego
y la dé besos de amor insospechados.
La alucinada que ama los gatos
que quiere volar como los pájaros
que vuela en sueños que recorre el mundo
que despierta y sus alas están rotas
pero el sueño fue tan grande que sigue volando.
 

Volvimos



Un mes  fue bastante para perderme, la vida agitada, el trabajo y las obligaciones me obligaron a un guardar silencio en este blog que al final es lo más alucinante, lo más interesante y lo que más vale en mi vida.
Porque escribir, es mi sino, parte de mi dejo en cada rastro, frase o línea.
Nuevamente desde hoy, estaré escribiendo para ustedes

jueves, 15 de septiembre de 2011

5, 6 , 7


5.
Ahora en esta hora inocente en la que te espero
yo Roxana y la que fui
nos sentamos a la orilla del tiempo.
6.
Es la hora recurrente del deseo
de ser la niña que fui, la adolescente, la joven
que corría por las plazas desnudándome a tu lado
desafiando la noche, las miradas y una sociedad dormida.
7.
He pasado la dulce metamorfosis
de ser la mariposa convertida en araña
que teje y desteje para esperarte.
Niña de seda subida al borde del precipicio
y te espera

3, 4


3.
Hay,  en la espera, un cuerpo ansioso esperándote
los labios mudos, la piel que resiste al olvido,
los domingos grises y un rumor a viento que quiere llevarme.
4.
Y cuando anochece
un grito silencioso a la una de la mañana
que calla el placer en mi garganta mutilada
para que no canten ellos, los funestos sonidos del silencio

2. Una estrella


2.
Una estrella no lejos del cenit
mi cuerpo maduro se abre
a la trémula oscuridad de la noche

1. Quien

1.
¿ Y quien podría darme la fuerza de Hércules para remontar a las estrellas y   a encontrarte?
¿Quién me presta alas para volar, llegar a tu ventana y despertarte con un beso en la mañana?
¿Quién podría ser Hada de Fuego para quemarte y amarte hasta enloquecerte?
¿Quién dibuja una estrella y un cometa para que en una carrera del cielo a la tierra me lleven hacia ti?

miércoles, 31 de agosto de 2011

2

२.
Pues existe una ley que no debo transgredir y que debo cumplir en homenaje a la realidad de tu cuerpo,
aun a costa de recuerdos dolorosos, y de noches interminables de llanto, tuve que dejarte ir, y recogerme al espacio de otro cuerpo, mientras vos; dormías en la dulce simetría de otros senos, yo cerraba los ojos y me dejaba querer.
Extrañamente, mi vida, mi vida común, mi vida oscura:
mi vida que se desplega por el mundo; la que vivo a diario, con la que duermo y me levanto;
esta vida con la que sueño y que batallo, no tiene nada que ver con la vida que sale a trabajar de lunes a viernes.
Pues la otra vida sólo se da en la realidad a solas, y no todos la perciben, la conocen y la palpan.
Descubrirla significa amarla y ya nunca tener que abandonarla.
Por ejemplo, nadie sabe de ese relámpago providencial que me sacude, y que me sueña y me besa; me decanta, me enamora y en el instante preciso me señala un camino a seguir:
el del amor, para habitarlo, y tal espacio es tu cuerpo.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Amado quiero quedarme por siempre en ti

Amado estoy a tu orilla

hermoso como árbol de mara

fuerte como la palmera,

ningún viento la derriba.

Resistes al sol y en vos anidan los pájaros.

Tus muslos morenos como delfines

que juguetean en el río que es mi cuerpo.



En ti huelo el perfume

de los guayabos en flor

en tus pechos hay miel y en tus ojos las viven las flores

de naranja y lima.

Pequeño-dulce- mi alto

hecho de romero y azafrán

tu piel es sedosa como piel de duraznos.



Hoy me dije: Subiré al árbol del fruto del pan

a comer de sus amores

sea su calor como racimos de plátano

y sus besos como el líquido del cacao

dulce miel, jugo de lúcumas.

Haré una pausa en el camino y ahí me quedaré

en la medio de ti,

tu ombligo cordón de plata...

tu plexo xolar el vientre,

más abajo la raíz fundamental.



Montaré en vilo cual amazona

y aferrada a tus cabellos

correré detrás de las garzas morenas

que se escapan a la pampa verde, verde río...

Sean tus gemidos como música

y después no importa

que duermas así en mí,

quédate en mi por siempre así

así, así, así...
mientras se contraen los músculos como devas constructores de la forma de amar,
mientras llega el éxtasis y la calma
a nuestros cuerpos después del temblor.



Reescrito en agosto del 2011, en la ciudad de Nuestra Señora de La Paz o Chuquiago Marka

lunes, 8 de agosto de 2011

A mi país

A mi país



País construido en lo alto, lo bajo, lo ancho, lo infinito,

bella sombra de paisaje

en este día lleno de vientos

de banderitas tricolores,  slogans y whipalas,

de ironías y de fuego.

Patria objeto de asaltos

de ladronzzuelos miserables,

de división y mentiras

de diputados cínicos y

políticos, asaltantes del poder.

Te estás quemando a fuego cruzado

pero igual te amo, país tirado a las sombras,

 así y todo te amo.

País prostituido

a ratos descalzo y con frío.

Terroncito de azúcar morena,

verde pampa, verde río,

puna y montaña, horizonte caído.

vallecito de luna,

amazonía profunda,

monte, verde, verde río.

Camión de basura, tirado en cualquier esquina-

Patria vendida al peor postor.

Veo tus calles llenas de miedo

cubiertas por carteles de algún dictadorcillo,

sin esperanza, desnudas y sin resguardo.

Te amo país, dividido y polarizado.

Te amo país elegido por los Dioses,

que guarda en sus montañas

la energía femenina más potente del Universo

de donde podríamos extraer amor

como para reventar el planeta.

Con tu Lago Sagrado el gran chakra de la tierra

que esconde una Ciudad Luz Cristalina en sus aguas,

ciudad de Luz Intergaláctica

con Andrómeda y la Vía Láctea

galaxias gemelas complotando

para salvar el mundo con amor.

Patria venida a menos

país asombroso, misterioso

y elegido.

jueves, 4 de agosto de 2011

La ternura


Quiero la fuerza de Frida para soportar los dolores lacerantes de un destino cruel
Quiero el poder de un pájaro para volar e irme a tu lado
La fuerza de un caballo para saltar obstáculos
el sonido del viento cuando sopla en este agosto
que se viste de amarillo
y la profunda ancha, infinita ternura de un gato
para que me arrulle entre tu pecho
y pueda dormir tranquila
sabiendo que somos UNO
que al fin
la vida nos junta por todos lados
y que el amor llegó a la escala de Dios.

Viento


Desnuda pensando en vos

he vivido los últimos días.

El frío altiplánico  y el viento de agosto me borraron 

 como a un poema

escrito en la arena.
Tapar los ojos ante la certera piedra del camino
que no te deja avanzar