Datos personales

Mi foto

Narradora y poeta  boliviana, nacida en Moxos; entró al mundo de la blogosfera como si fuera a explorar la selva verde-el verde río. Amante de los felinos, feisbukera y blogera. Le encantan los temas esotéricos y espiritualistas

martes, 30 de marzo de 2010

Mis ojos


Mis ojos no sólo miran ese cuerpo que amo,
sino también tu alma... que se avejenta con los años,
pero que tiene más y más sabiduría.

Salimos del submundo


Los cabellos rozan los labios, tapan los ojos
y los siento vivos como todo tú.
Amo tus ojos cuando miran,
tu boca cuando habla,
tus oidos cuando escuchas,
tu cuerpo cuando siento encenderse
esa chispa divina que me hace estremecer.
Tus manos cuando estrujan, suben y bajan
por el vértice mío-que es tuyo.

jueves, 25 de marzo de 2010

karma

4.
El amor que te hace sentir una planta al crecer, el contemplar las hojas de otoño que tiñen la tierra con colores cafés, beige, naranjas; el amor que te da un niño cuando lo besas, y ver en cada cosa pequeña o grande la creación, eso te cambia la vida y el modo de ver el mundo.
De esta manera el karma se torna llevadero, sutil, casi imperceptible. Pero como toda alma que está aprendiendo a crecer, la impaciencia llega y quiero que el karma es el desencadenamiento desastroso de las acciones, de sus causas y sus efectos; se vaya del todo y pronto.
Yo como el budista quiero retirarme del karma; quiero transmutarlo, suspender for ever el juego de la causalidad; quiero alejar los signos, eliminar y llegar lo más pronto al nirvana.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Ninguna surge hacia ningún bien

3.
Ninguna escena surge hacia ningún bien, todo parece estático, dormido, como en un túnel sin fin
nada progresa hacia nada, todo parece conducir a un abismo insondable, oscuro, tenebroso, como en los mejores tiempos del No tiempo. Como si de pronto, los dioses me hubiesen abandonado,
me hubiesen dicho que no sirvo, que no soy, que no puedo.
Como si los dioses no supieran de estas cosas, de estos sublimes, supremamente maravillosos deseos físicos que la carne nos legó, (hablo por supuesto de los dioses terrenos que ascendieron), no hablo de aquellos que tienen otro tipo de iluminación.
Es como para querer morirse- de pronto- me entran esas ganas- y se vuelve un deseo recurrente- un querer morirse para no estar, para no sentir, para no padecer. El deseo recurrente de la muerte- de escapar hacia adelante, de que el alma ande buscando salir del cuerpo del todo, y dejar esta envoltura física que me hace padecer, es pues una tortura.
La tortura se convierte en una insensatez, porque una ve el sol que aparece en las mañanas y no quiere verlo, no quiere descorrer las cortinas porque ese sol no me baña, no me envuelve, no me alegra.
Entonces una piensa en el amor, no el amor corriente del cual padecen todas las personas, no el amor que a diario se da y se toma. No, hablo de otro tipo de amor, ese amor que cohesiona el universo, que es la fuerza cohesiva del omniverso que une los átomos y las cosas. Ese amor envolvente que es superior a todo cuanto se ha escrito sobre el amor. Ese amor, de sólo pensarlo, te acaricia, te sublima y te enternece.
De pronto la idea recurrente de abandonar el cuerpo, (esta envoltura física que te han prestado para que tu vengas a sanar y dejar partir todas las deudas contraídas) este cuerpo maravilloso que le permite al alma poder evolucionar y crecer, se enternece cuando piensa en ese otro tipo de amor, del que hablo. Ese amor se nota en un gato que se tira al piso para que lo acaricies, que se presenta cuando ves el infinito en las noches y ves los milagros en cada cosa, en el aire que respiras, en las luces que se encienden y se apagan en la gran ciudad caótica, dormida, taciturna...
es entonces cuando tu mundo va cambiando de vibración, vas agigantándote y eres otra persona que sólo quiere crecer y evolucionar.

No lo tengo

2.
Y esta puta faceta que no conocías, afloró hoy día para que te des cuenta que soy sólo eso, una mujer que siente, piensa y dice. Una mujer que ama, pero que también sabe odiar. Sólo que hace años, estos dos sentimientos se han ido de mí, estoy pensando que a veces soy un fantasma que de tanto expiar ha quedado sin nada. Porque resulta que ahora ando en una nadería, ninguna escena surge y si surge algo, no tiene un sentido, ninguna progresa hacia un esclarecimiento o una transformación. La escena de mi vida actual es ociosa: inconsecuente como un orgasmo perverso- no marca- no mancha (Sade) no progresa hacia ningún fin.
Insignificante, la escena de esta vida lucha sin embargo con la insignificancia (Barthes). Todo participante de una escena- de una vida- sueña con tener una vida digna, y si bien mi vida es excesivamente digna- sueño con tener un sentido y ahora, en este momento siento que no lo tengo.

El túnel

Retomamos con las crónicas, reflexiones y especulaciones de esta su humilde servidora

1. El túnel
Hace años, cuando tenía 28 creí llegar al submundo de lo indecible,
pasé el oscuro y temido túnel, después me esperaban como en un tribunal kármico
varias personas que me decían que mi infierno y el dolor que desgarraba mi cuerpo pronto pasarían, pero no pasaban, habrán sido pocos segundos, minutos... no lo sé, sólo se que fueron interminables, infernales, nefastos y duros de creer.
Es imagen y ese dolor, me heló la sangre y el cuerpo por algunos minutos, y desde entonces le temí a la muerte, más que a mis propios fantasmas.
Alguna plegaria, algun grito desesperado que emití hizo que aquel tribunal de sentencia me diera otra oportunidad para volver, entonces volví a esta vida que ahora disfruto. Porque irme en ese estado de consciencia, y en esas circunstancias no hubiera sido tan bueno para mi, que vengo purgando ya bastante.
A partir de entonces, la vida actual, tenía que ser cambiada, los malos patrones, las malas costumbres, las malas pasiones, todo tenía que ser expiado, transmutado y los transmuté a fuerza de pagar una a una las propias injusticias que yo misma creé.
Qué manera de costarme esto de la expiación! válgame! si hasta ahora he pagado una a una las deudas que contraje.
Las que nunca pude saldar fueron estas, el crear las frases necesarias para hacer explotar el mundo con mis versos. Debo confesar que muchas veces me vi tentada a dejar de escribir,
pero después pensé que era totalmente ilógico que hubiera decidido venir a esta vida para escribir, y sin embargo abandonar la travesía. Escojí un camino duro sin embargo, porque todas las cosas que se dieron en mi vida, mi entorno, mi contexto; hicieron el clima necesario y suficiente para hacerme hoy una escritora loca, apasionada, mentirosa a veces, cruel otras, y siempre, siempre erótica. Se imaginan! qué inutil camino recorrido para después abandonarlo. No era posible, que después de aquellos momentos de amor absoluto que viví, aquellos sufrimientos que pasé, hubieran sido innecesarios si yo los guardara en mi alma, como se guarda un trapo viejo. No era justo, así que dejé tales ideas, decidí escribir y a lo mejor en otra vida, pueda yo ser un alma menos rebelde, menos egoica y más tranquila.
Fue una época distinta, un transitar por caminos de miedo y horror, ahora a la distancia, veo aquello como una revelación, como un síntoma seguro de que has venido a pagar y a sanar, que no existe un infierno ardiente, sino es aquí en esta vida donde venimos a purgar las anteriores malas calificaciones de la energía que nos dieron.
Y es difícil vivir en la dualidad, muy difícil, por ejemplo tener una vida tan espiritual y a la par tener estos deseos del cuerpo del otro, no es fácil.
Tampoco es fácil perdonar a tu enemigo, no es fácil dejar partir lo que has amado, así como si nada, no no es fácil.
Yo por ejemplo sabía odiar con tanto ímpetu como amo, como río, como escribo, y mi odio tenía el mismo grado de vibración que lo que pudo tener mi amor. Yo odié muchas veces, hasta el extremo de deshacer una ciudad con aquella efluvia que salía de mis pensamientos. No puedo decir que soy una odiadora por excelencia, no se piense así, pero claro que odié y fue a los hombres que amé.
Porque odiar, es igual de fuerte, de profundo, de sentido que el amor. Porque odiar es fácil cuando alguien te hizo daño, te hizo sentir verguenza, te abandonó porque no encajabas, porque no eras la mujer que no piensa, no cuestiona, no opina, no dice.
En fin, odiar no cuesta nada...
continuará...

Multiplícame


Pero de pronto mis manos tocan tu piel
y mi cuerpo se ha vuelto gigante,
resbala tu cuerpo de pez por mi cintura,
resbalan tus labios en mis pechos
tu falo pasea por mi ingle,
por el vértice que espera y lo llena,
mis manos rodean
la suave curvatura de tu espalda
en la pasión hemos crecido, nos volvimos gigantes
y ambos ponemos nuestro cuerpos en movimientos,
esto es como un río sin cauce
que desborda todo, que lo inunda todo.
Amor amante refúgiate en mi cuerpo
en esta noche sola,
asómbrame y prosigue:
toca, gime, lame, come,
multiplícame, deshazme!!!

Emprender el viaje

De pronto te has vuelto gigante
y alas suaves revolotean por mi cuello
bésame, bésame, bésame hasta viajar
bésame, bésame, bésame hasta emprender el viaje, la travesía.
De pronto un beso se escurrió por tus muslos
y corrió hasta la pelvis,
un beso mojado que sobrevivió a tu piel.
Ayy! amor me dices, ayy! amor amante!
mientras yo pienso que mis dedos son un bichito
el ciempiés que camina por tu cuerpo...
son mis dedos que acarician,
es mi respiración apenas rozando
como para no ahuyentar al deseo,
así subo y bajo sin torpezas, sutilmente
supremamente,
transformando las caricias en un juego
en el juego de la ternura.

domingo, 14 de marzo de 2010

Déjame entrar en tu infierno


En el corazón d ela noche descansa tu cabeza en mi pecho
taciturno, silencioso, durmiente.
De pronto un viento gigante atravezó la esquina
zarandeó las ventanas.
Pero tu y yo permanecimos juntos
como naúfragos asidos a la única tabla
sobreviviendo a las tormentas
a fantasmas anónimos del alma
que asomaban cada vez con más fuerza.
Ayy amor amante, los fantasmas dle pasado
no han podido robarnos nada.
Déjame destejer la mañana acariciar tus pies
que recorrieron tanto camino hasta encontrarme..
Déjame entrar en tu infierno,
quemarme en la hoguera de tu cuerpo.

Nos volveremos a ver

Tengo esta noche el corazón rendido
después de luchar en combate a muerte con el humo del cigarrillo,
todo ha quedado en mi cama tirado: las libretitas donde escribo mil poemas de amor
de ese amor diferente que busco, busco y sólo lo encuentro en Dios.
En una de ellas dice: reunión con el Maestro,
pero no sé siquiera si allá me quieren
si esperan verme
porque no logro conectarme del todo,
y sólo espero lo que no llega
una nada que a otra nada nombra!

No me des descanso ni me perdones nunca!
que cada cosa cruel que digas, sea yo muriendo en tu insconsciente.

jueves, 11 de marzo de 2010

No sé lo que hay detras de vos
conozco tu foto y tus escritos
pero se tan poco de vos porque no se si eres cierto,
te busqué por las calles de La Paz y claro cómo iba a encontrarte
si pueblas los espacios vacíos de los sin amores
No sé como nombrarte
pero a veces te nombro en el vacío de mis noches insomnes.
Vos respiras la noche por ahí donde te nombran
respirás el otoño que se abre a la montaña
y caminás los días por esa La Paz que se agudiza por el ruido,
por esa La Paz que quiero abandonar

He soñado amor

Deja amor amado que mi boca te diga todo lo que quiera decirte,
que mis manos corran por el corazón libres!!
He imaginado escribir sobre tu espalda,
sentir que con las frases el ritmo se acelera,
la voz se agita como tu cuerpo,
frases como paloma aleteando sobre el dorso,
entonación en esta línea, ritmo allá
fuego, besos, fuerza cruzando el vientre
encendido de espera.
Ayy! amor amado la carne se agita
y en los átomos se inscribe el amor
ese que incluso pasados los años, las vidas, sentirás.
Te he soñado emergiendo de las hojas blancas
y en ellas pinté estas frases para que tu las oigas
para que tu las sientas.
Imagino el goce, tu gimiendo, yo diciendo,
precipitando todo el fuego
entonces me convierto en canto,
me diluyo en la sintonía de tu cuerpo en movimiento
hasta ser uno los dos.

miércoles, 10 de marzo de 2010

He imaginado pasar sobre tu espalda
pero no con tacones sino con besos.
Pero no te asombres, no es que me esté muriendo por algo
es sólo ese despertar a la nada y no querer hacerlo,
es esa crisis constante que te permite crecer,
después de esto, dónde llegaré? Es ese ansiar llegar a la cima lo antes posible y el mundo en 3D es muy lento, la vida, la gente, el submundo es demasiado lento,
mientras yo vuelo, la gente vive queriendo incorporarse
mientras yo creo que vivo esta irrealidad, mientras yo me creo mejor
otros dicen que no lo soy,
entonces aterrizo, em envilezco, me siento una hormiga
que alguien - cualquiera- puede pisar.
Entonces la nada asombra nuevamente
deja estático mi corazón y las lágrimas no asoman
no puedo llorar, no se llorar, he dejado de llorar y de amar.
Talvez es eso, lo que produce tanta conmoción,
tanta hecatombe aquí en mi pecho,
pero es que se secaron mis lágrimas
y ahora que las extraño, no vienen
en fin, necesito amar y amar hasta mejorar cda día.

Arañar la tierra

Ese arañar la tierra clamando por algo que no llega
Ese clamor visualizado que no cristaliza,
ese conocer tanto y a la vez sentir vacío y soledad,
que me pesa y me lastima.
Ese andar por la vida abismándome
y querer hacer lo contrario y no me dejan
porque no me dan la oportunidad,
porque no entiendo
no se, por qué.

Esa nada que asombra

Es esa nefasta oscuridad que me impide ascender por los caminos del universo
ese ir y venir de pensamientos
ese revolcarme en lo sucio, lo insano, lo negativo
lo que hace que siga en 3D, viendo pasar la vida por la caja mágica
viendo el mundo caerse y no hacer nada por los demás.
Ese perro que vuelve a su vómito
ese lanzar perlas a los chanchos,
esa parsimonia de la vida
esa inactividad
ese vacío
profundo
que no tiene salida, ni fin ni contención,
Ese abismarse y dejarse ir por los túneles profundos que un día conocí,
por ese bajo astral que antes visité y no logré pasar al final
ese irme y no querer
ese querer y no querer
ese desear dejar el cuerpo y quedarme ahí
ese túnel de luces que me mostró que no todos los que viajan por la muerte
conocen el lugar bello e imaginario que las mentes de otros que volvieron "dicen existe"
Es este eterno devenir de la nada que no asombra
que me mata y me contiene a la vez.

El miedo

1. Seguimos...
Si hay cosas malas en mì, creo que es ese hondo, profundo desencanto de los hombres
si los he amado hasta los tuètanos, hasta dolerme, hasta hacerse un añico el corazòn
y por eso mismo, me cansè de esas almas pequeñas, tan pequeñas que no cabìan en mì
y despuès de tanto amar, un día me marchè hacia el espacio profundo de mi interno
buscando dentro todo lo que fuera no encontré.
Pero debo confesar que si bien me sentí maravillada al descubrirme y descubrir mi alma
también ahora extraño un halago de un hombre
una frase dicha en medio del acto amoroso,
una frase inacabada que acompañe mi ego
ese que crei haber eliminado del todo.
Debo decir, que ahora que me cansé de estar a solas con mi cuerpo
a solas, en el espacio de mi alma
he descubierto también que ahora quiero amar, amar y amar hasta el cansancio.
Y son las letras las que me acompañan
a veces las patitas negras del ordenador que escriben y garabateo frases indelebles
inestables, fatuas, sin sabor a nada, vacías como la soledad
sin embargo otras veces dejo salir un torrente de palabras maravillosas
que gritan y susurran.
Diré más, diré que ese profundo miedo que hay en mí hacia los hombres
lo he dejado partir como una lacra, como un estigma, como nada.

Me canso de ser mujer

Foto del blog de los tacones rojos
A veces me canso de ser mujer
de llevar sobre mi cuerpo la responsabilidad del hogar
si, porque soy mujer jefa de hogar
y aunque no tenga hijos, tengo otros hijos que la vida me dio
y a veces me canso.
Me canso de la sangre que fluye de mi cuerpo cada mes
con dolores de parto, talvez porque son los hijos que no quise
y la vida me cobra como un karma inquebrantable,
a veces me canso, de ser madre de mi madre
madre de mis hermanas, madre de la puta madre!
Me cansa la vida, me cansa mi destino
de aterrizar de mis sueños a esta realidad que me carcome
me limita
a este cuerpo que me aprisiona
y quisiera volar en las alas del viento como cuando sueño
que vuelo y nada me atrapa
ni las alas de un àngel,
ni la luna, ni la noche.

miércoles, 3 de marzo de 2010

La pose que prefiero siempre

A Pacho e Isa

Para Pacho, proletario del Sur de Potosí y para Isa la Cochala por la que suspira de amor
Cuando toco su boca
siento que toco su alma.
Cuando mis boca sigue la curvatura de su cuerpo
soy un ave que vuela agitando las alas
y el universo me parece único, irrepetible, insondable.
Cuando su cuerpo se extasia en mi vientre
quisiera que la noche se detenga y siento mi corazón explotar
porque así de grande es este despertar a tu lado
Hay momentos en que quisiera sostenerte así
en mis brazos
como si de ello dependiera muchísimo el mundo
el cantar de las flores
el amor de los mortales


Poesía

Los hombres no saben cuánto dolor
cuánto absoluto silencio
cuanta nostalgia puede caber en una poesía

Mario Benedetti

Porque te tengo y nó, porque te pienso
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mi
porque te escondes dulce en el orgullo
peequeña y dulce corrazón coraza
porque te miro y muero
peor muero si no te miro amor,
si no te miro.

Ojalá que no puedas

Cacho Castaña-
Le mentí que por ella yo iba a dejar mi mujer y mis hijos
le mentí tantas veces que anoche se fue y al marcharse me dijo:
Ojalá que no puedas besarla en la boca y al mirarla en los ojos sospeche que hay otra/
que le arranca a tu vida lo que ella no puede/
ojalá que no puedas destapar la botella del vino caliente/
cuando duermas con ella/
Ojalá que no puedas hacerle el amor//
Que le arranca tu sangre lo que no se atreve/
estoy harta del trueque de la hipocrecía/
que despierte en sus pieles pensando en la mía/
ojalá que no puedas hacerle el amor, cuando duermas con ella/
ojalá que no puedas hacerle el amor/
ojalá que no puedas/
ojalá que no puedas hacer que tu piel se agigante de sueños/
que se muera de ganas, que no tenga consuelo /
que le sangren las manos si acaricia tu piel o acaricia tu pelo//
Ojalá que no puedas/
Ojalá que no puedas hacer que tu piel se agigante de sueños/
que se muera de ganas/
que no tenga consuelo/
que le sangren las manos si acaricia tu piel o acaricia tu pelo!!!//
Le mentí que por ella yo iba a dejar....mi mujer y mis hijos, le mentí tantas veces que anoche se fue y al marcharse me dijo:/
Ojalá que no puedas hacer lo que hacías conmigo/
cabalgando en mi vientre te llenabas conmigo/
y en u boca dejaba mi tibio candor/
y en la mía quedaba tu loco sudor/
ojalá que no puedas/
que los celos de amante/
porque se que en tu cama soy lo más importante/
ella se hace la tonta porque le conviene/
se alimenta conmigo si no no te tiene/
ojalá que no puedas hacerle el amor/
ojalá que no puedas hacer que tu piel sea gigante de sueños/
que se muera de ganas/
que le sangren las manos si acaricia tu piel o acaricia tu pelo
ojalá que no puedas/
que se muera de ganas, que no tenga consuelo.....//

lunes, 1 de marzo de 2010

Todo es oscuro

Todo es oscuro,
negro, inmenso, sin límite,
todo es nefasto
menos tú.

Que quiero



Buscaré en tu cuerpo amor amante

las mieles y el viento,

tendré como motivo hacerte vibrar

por eso varón ven a mi lecho que quiero!

Como un ángel caído



Arrinconada como un ángel caído me siento

ante la página en blanco y las patitas del ordenador.

He sentido de pronto a las musas caer como la lluvia

las ondinas y las sirenas cantar en mis oidos clamando un poco de amor,

la tierra dando vueltas en un espasmódico orgasmo

buscando su polaridad femenina.

El viento huracanado golpeó con furia sobre los vidrios de la ventana,

las sílfides clamando por un poco de armonía

y el humano destruyendo todo a su paso.