Datos personales

Mi foto

Narradora y poeta  boliviana, nacida en Moxos; entró al mundo de la blogosfera como si fuera a explorar la selva verde-el verde río. Amante de los felinos, feisbukera y blogera. Le encantan los temas esotéricos y espiritualistas

lunes, 18 de mayo de 2009

A Mario Benedetti

Querido Mario: Se fue tu alma infatigable a buscar nuevos rumbos y aprender más allá en ese otro estado de conciencia, pero nos dejaste tanto, poesías tan maravillosas como esta. Que la luz de Dios te ilumine y que cuando vuelvas seas más grande que tus versos.
Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza
porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro
porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

Todo lo enciendes tú, todo lo enciendes


Todo lo enciendes tú
todo lo enciendes,
es como un torbellino
cuándo besas mis senos,
cuando siento su cuerpo arder junto al mío
y avanzan desmedidas las palabras,
las bocas, las manos.

Todo lo enciendes tú,
todo lo enciendes.
Manos que siguen
que marcan el ritmo
la cadencia de mis caderas
de fuego,
una mano atrevida
que se ciñe al vértice,
agua corriendo,
manos internándose,
agua mojándolas
aguas chocándolas
agua que se mete
en tus sentidos.
Entonces tu boca bebe,
sacia la sed amado mío,
sediento mío…
y me estremezco,
giro y grito,
sueño y suspiro
me calmo y alargo el éxtasis
ad infinitum.
Es como una gran ola
cuando él me besa
cuando siento sus labios subir
hasta las lunas,
es algo que crece y se acrecienta,
es como un torbellino subiendo
subiendo al cielo,
enrroscándose.

No se si tu lo entiendes
es un viento desatado
que me arrastra y me aloca,
que me lleva y me sube al cielo
cuando tu estás amor mío a mi lado.

Tocando los hilos


Rozar tu espalda
con mis cabellos
alentada con el aliento y la
boca,
subir lentamente
desde el tobillo
laredondezdelosmuslos
lacurvaturadelacinturayascender
supremamentehastaelcuellorespirandodeseo
detucuerpoydetusexoamor
diciendo me encanta, me gusta, me enloquece
sintiendo que te encanta te gusta y enloquece.
emprender la travesía y zambullirme
en el éxtasis de tu río,
sabiendo que tu pecho desborda,
ahoga, decanta y enamora.
que no nos agobie el ruido
de las calles bloqueadas
ni la desazón de gritos disconformes,
ni el afán del hambre,
disfrazada de mentiras.
Quiero la certeza de tu piel
repleta de sensaciones
el ir y venir de mi cuerpo
rozando apenas, tocando los hilos
y un silencio más fogoso
que todas las miserias
que pululan en el aire,
toda esa efluvia malsana
que despiden los humanos
romperla, llenarla con amor.
pasear con esta danza cadenciosa
tejiendo ráfagas, torbellinos,
ir y venir de un huracán de fuego.
rozar de frente
con mis cabellos
bajar desde la boca hasta el dorso
y quedarme ahí donde te gusta
en tu efigie danzando hasta el goce.