Datos personales

Mi foto

Narradora y poeta  boliviana, nacida en Moxos; entró al mundo de la blogosfera como si fuera a explorar la selva verde-el verde río. Amante de los felinos, feisbukera y blogera. Le encantan los temas esotéricos y espiritualistas

martes, 20 de abril de 2010

Me llena y me besa

Nikki de Blue Art Nudes
Tengo un hombre que pasea por mi mente y mi cuerpo
quisiera decirle que se marche,
pero este hombre; me llena y me besa!!

Cuando decís

Nikki de bue art nude
Lo que quiero de vos, es un universo,
diré por ejemplo una simple cosa:
un hombre que duerme enlazado a mi cuerpo,
una caminata agarrados de la mano,
una llamada a media tarde,
esas cosas de nada,
que son como terrones de azúcar morena
que endulza mi alma
y da cabida a mi mundo.
Pero también quiero
las palabras blasfemas
sucias cuando decís, cuando hablás
cuando murmuras en pleno éxtasis
y me las gritás
y es como una subida de tono
que alimenta la caricia
el goce al extremo de mí y de tí.

Subiré tu cuerpo

Me subiré de madrugada en tu cuerpo
y viajaré supremamente hacia el goce,
me aferraré de tus cabellos por no caer de ese galope
voy a tender a mis anhelos, antes que el día nos oprima.
Llegaré como un huracán y será sublime
como cuando beso tus ojos, tu ombligo, o la redondez del tobillo.

Puedo trepar por tus muslos

Nikki de Blue art nude
Quiero encontrar en tu pecho
la pasión y el sociego,
quiero encontrar en tus manos
la caricia y lo sublime.
Puedo llegar a tu boca y sobornarte con caricias
todas llenas de encantos y lujuria,
con besos caprichosos y aleteos de mariposa.
Puedo ser tu luz de luciérnaga en la noche,
trepar por tus muslos y hacerte cosquillas,
también puedo ser un gigante sacudiéndose por el placer
que da tu lengua mágica en mí.
Puedo ser un hilo de acero y miel
que baja desde tus labios,
va por el dorso, las piernas, la pelvis y se queda ahí
en tu miel que escapa por el goce.
Puedo desvanecerme
como un terrón de azúcar
en el café de la tarde,
pero puedo también ser ajenjo amargo en tu garganta.
Pero sobretodo puedo volvar ininterrumpidamente
por tu universo que es tu piel
la geografía de tu cuerpo.

Piérdete así, así...

Déjame sentir el aroma de almendro en tu piel,
recina blanca, leche, sabia que alimenta el amor,
vida del árbol- que derramas cuando hago un tajo sobre el tallo
cuando bebo de tu tallo-tu falo
y recibo en mi boca,
pese a que es amarga, envenena y alimenta.
Recibo en tinajas-vagina-útero,
nace el fruto- fuerte dura cáscara
que partes, aparece la nuez-cl clítoris que se abre como un pétalo
cuando lo tocas, lo rozas con tu lengua y me haces estremecer
ayyy! de mi amor, ayy! de mi así, así, así.
Deja lamer la herida
que hice para extraer la sabia
almendro, hombre almendro mío- tu cuerpo es mi estancia
mi estación del tiempo, mi contensión, mi almohada, mi universo.
Deja que el sol seque en la tarde las heridas que hice en tu cuerpo
hombre almendro mío, y queden marcadas para siempre en tu piel
los trazos severos del silex que corta y deja señales.
Un aleteo de pájaros pasó por el infinito
tu cuerpo de árbol mío
se estremeció con el sol- soledad
déjame sentirte así,
atado a mi, a la tierra y al sol.
Piérdete en mi,
ay de mi así, así
así.
Por la sombra y el perfume que te nombran,
por la mortal herida que dejaste,
por el sinsabor,
la lujuria y la pasión,
el embeleso,
el desencanto y la ternura.
Nomás que por la sombra que te nombra y te resume,
nomás por ti, por tenerte
volvería a mirarme
en los espejos del espanto,
volvería a ensayar tu nombre junto al mío,
nomás por sentir tu piel
tu cuerpo claro, tus ojos
tu silueta, tu sal, tu boca, tu perfume
volvría probar el turbio trueque,
volvería a probar el horror y el sabor
que un día nos consumió.
Pero vamos!!!
fue un horror supremamente bueno,
apasionado, cruel, tierno,
fue un infierno amable.
Nomás por unos minutos me jugaría entera,
por revolcarme contigo,
compraría tu cuerpo, y después te daría los billetes sonriendo
te prostituiría...
y andaría a la par que una callejera
besando la miel, consiguiendo el cielo
a través de esa espasmódica sensación d vuelo.
Volando en tu pecho me iría a explorar
los caminos del cielo
y allá en el cénit en lo infinito del placer
diría: no me perdones nunca, no me des descanso, hostígame en la sangre
no me pierdas como agua que escapa entre los dedos
no me dejes ir como música fácil,
destruye tus mitos, olvídate de tus taras
explora mi mundo y subamos juntos
hagamos explotar el mundo
con nuestros besos.