Datos personales

Mi foto

Narradora y poeta  boliviana, nacida en Moxos; entró al mundo de la blogosfera como si fuera a explorar la selva verde-el verde río. Amante de los felinos, feisbukera y blogera. Le encantan los temas esotéricos y espiritualistas

miércoles, 8 de mayo de 2013

A Eliseo

A eliseo



Me hubiera gustado poder vivir siempre bajo ese goce, ad infinitum,
sentirlo dentro mío como nadie,
oír sus palabras y decirle cuánto, cuánto me gusta su cuerpo.
Cuánto cuánto lo amaba...
Le hubiera pedido que lo haga una y otra y otra vez. Lo había hecho
en la untuosidad del líquido y el dolor. Y en efecto, había sido para gozar hasta morir.
Me dijo que quería marcarme, poner un sello sobre mi cuerpo, que quería que siempre lo recuerde, incluso cuando hayan pasado los años y ya fuéramos mayores- grandes... siempre lo decía mientras lo hacíamos, entonces yo no entendía esas palabras, pero más tarde pasados los años lo supe.
Supe que pasados los matrimonios, los hijos- de él- no míos- la revolución y el cambio, los libros, incluso cuando haya amado otro rostro y otro cuerpo... yo recordaría su nombre... y aún recuerdo su nombre, su rostro y su cuerpo.

viernes, 3 de mayo de 2013

Dejar



Dejar que la muerte venga y me lleve
a sus misteriosas sendas
me sumerja en sus brazos
y descanse al fin
en otros planos

jueves, 25 de abril de 2013

Una tierna ceremonia

Una tierna ceremonia





1.
Siniestra locura de amar a una nada que a otra nada nombra.
2.
La nada que no muere, que vive que vibra como deva o elemental creador de las formas.
3.
Y mi amor sólo ama lo que fluye; esta eterna agonía de mi cuerpo que reclama tu cuerpo.
4.
De mis manos que buscan la sombra, la sombra que se hace carne y vibra en mí.
5.
Una tierna ceremonia. Un rito. Dos cuerpos enlazados...
6.
fantasmas en loca erección, cuerpos rodando, almas que se juntan
7.
y sobre todo besos, besos que explotan en la dulce sintonía de tu cuerpo.

Las Carencias

Las carencias



I

Esta tremenda manía de soñar

y despertar con la sensación de que sucedió.

Esta agonía de no querer morir y agitarte en el lecho pensando ¡que bueno que no es cierto!

pero no; algo en tí partió un instante, te llevó a esa situación,

tu alma viajó, se conectó a otro sueño, a otro plano y allí juntos padecieron

esa tremenda locura de la muerte.

II Yo me crie entre pájaros, aire, sol, viento, monte verde, tierra, sal

viví siempre con miedo, fui una niña con miedo, soy una mujer llena de miedos,

no sé mucho de montañas, pero vivo cercada por montañas profundas

nevados y una ciudad cerca del cielo,

todo eso hace mi vida más sola

y creo, que mi soledad debería tener alas de mariposa para volar.

viernes, 18 de enero de 2013

Esta vida que se cierne sobre el mundo

Extrañamente, mi vida, mi vida doméstica, la que tengo que vivir a diario.
La vida que se cierne sobre el universo
la que a ratos me parece imposible de llevar
porque es como si un peso dantesco llevara sobre las espaldas.
Como si yeguas apocalípticas me arrastraran por el mundo
serán tal vez las nefastas creaciones de otras vidas
que vuelve a golpear en las células del cuerpo... como si nunca fuera a pasar.
Es un suerte de rayo providencial que golpea sobre el pecho, me sacude, duele, y que, tengo que aguantar como se aguantan los galopes de potros endemoniados
que corretean sobre tu cuerpo, pisándote las entrañas...